Archivo de la etiqueta: Colmenar Viejo

Colmenar Viejo – El camino de Santillana

-Dureza: ***

-Longitud: 45.37km.

 -Desnivel: 413m.

-Época recomendada: Cualquiera puede ser buena.

-Fuentes: No hemos visto, pero en Manzanares el Real se puede rellenar.

-Enlace wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14575860

-Perfil:

Colmenar viejo (1)

-Mapa:

mapa

-Descripción:

Esta ruta nos lleva al pueblo más al Norte del Área metropolitana de Madrid. Colmenar Viejo paso por ser el tercer pueblo con más extensión de la comunidad, solo por detrás de Madrid y Aranjuez. En esta ruta recorreremos las inmediaciones del Embalse de Santillana y el río Manzanares a través de diferentes caminos y trialeras.

Partimos desde la estación de cercanías de Colmenar, la cual nos deja en un barrio de nueva construcción, lo cruzamos callejeando por las amplias avenidas siempre en dirección noroeste en busca de la carretera de Hoyo de Manzanares.

Una vez crucemos la carretera no encaminamos hacia la Colada de los gallegos, aunque por ahora solo cogeremos la primera parte, las más sencilla de todas, para desviarnos en el Camino del Canal.

Al poco de coger esta pista, cruzaremos la vía y rodearemos un muro que han puesto cortando el paso. A partir de aquí el rodar es un placer por las vistas y los puentes de esta obra salvando varios barrancos de considerable altura.

1. Puente canal

Pista del Canal

Nos volveremos a desviar en busca de la Colada de los Gallegos, la cual nos deja directamente en el puente de Batán, cruzamos el Manzanares y seguimos por el GR-124, camino de Manzanares el Real. Este tramo es quizás el más duro de la ruta a nivel físico y no pasa por ser más que una tendida subida por una pista con bastante piedra, pero que con paciencia se hace llevadero. Una vez que coronemos el collado, dejando a la derecha la Peña de la Camorcha, sale una trialera a mano derecha, bastante divertida con algún tramo roto pero ciclable 100%. Merece la pena pararse a contemplar desde el alto todo el pueblo de Manzanares y la Pedriza en toda su amplitud.

2. Manzanares

Vista de Manzanares y la Pedriza.

Una vez lleguemos al pueblo podemos para a repostar agua, bien en el pueblo o en la gasolinera a la salida del mismo. Desde este punto transitaremos en paralelo a la carretera, por un entretenido camino, con vistas a la montaña a un lado y el pantano de Santillana al otro. Durante este tramo es posible que nos traguemos algún que otro mosquito dependiendo la época del año. Sin dejar el camino giraremos a la derecha en busca de meternos de lleno en el pantano, pasamos una valla, y cogemos la carretera antigua de Manzanares. Esta carretera SOLO se puede coger cuando el pantano este con poca agua, ya que cuando aumenta el nivel la carretera queda anegada y es imposible transitar por ella. Si se quiere hacer la ruta en época de lluvias, hay varias opciones, o bien seguir el GR-10 o coger un tramo de la carretera  M-608 de apenas 1km.

3.carretera pantano

Carretera antigua de Manzanares

Hacia la mitad de la recta de la carretera antigua, nos desviamos por el camino que sale a nuestra izquierda, en busca de la carretera nueva, la cual cruzamos y cogemos una senda que nos deja en la M-609 ala altura de un circuito de Kars. Después de cruzar esta segunda carretera, tenemos un largo tramo por pista ancha en muy buenas condiciones donde podremos rodar con facilidad, aunque este primer tramo pica algo hacia arriba. El segundo tramo transita en paralelo a la carretera, es en bajada y se hace rapidísimo.

Esta bajada nos deja en un túnel, después de vadear un arroyo, nos encaminamos a otro túnel, esta vez de la vía del tren. Pasado este tramo, cogeremos una carretera asfaltada hasta la presa del Embalse.

En este punto nos desviamos levemente a la izquierda para coger un camino, con bastante vegetación y tramos algo técnicos, pero que se puede pasar sin ningún problema.

4. presa santillana

Camino cerca de la presa.

Después de volver a cruzar el Manzanares, nos dirigimos al Puente de Batán, el cual data del S. XIV y que fue reformado en el 2014.

5. puente batan

Puente de Batán

A partir de este punto, viene la parte mas técnica de la ruta, la Colada de los Gallegos, este tramo es de una dificultad técnica elevada, en función del nivel que se tenga recomendamos pasar por el, o volver por la pista del Canal del inicio de la ruta. Si bien es cierto que tiene partes en la que hay que bajarse y empujar, no se hace para nada largo ya que no son más un par de kilómetros.

Después de pasar por debajo de la vía, cogeremos un desvio a la derecha por otra parte de la pista Canal, aunque esta ya no es tan visual. Al poco, cogeremos el camino que va paralelo a la vía del tren, el cual nos lleva de vuelta a nuestro punto de partida.

Entretenida ruta con diferentes tipos de caminos y sendas por los que transitaremos, siempre con buenas vistas, ya sea de la montaña o de la zona del pantano.

Anuncios

Guadalix de la Sierra – Visitando a San Pedro

-Dureza: ***

-Longitud: 36.02km.

 -Desnivel: 626m.

-Época recomendada: Otoño y primavera

-Fuentes: Hay una en la Pradera de Navalvillar, aunque puede estar seca en épocas secas.

-Enlace wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=14151406

-Perfil:

-Mapa:

mapa

-Descripción:

Desde Guadalix de la Sierra arrancamos esta ruta por las primeras estribaciones de las sierra madrileña. Durante la ruta pasaremos por diferentes tipos de caminos y sendas, siempre rodeando el Cerro de San pedro, por lo que la orientación es relativamente fácil.

Aparcamos el coche prácticamente en el centro del pueblo, para salir dirección Soto del Real, nada más pasar la rotonda cogeremos la primera calle a la derecha, con una fuerte subida, al final de esta, comenzamos con el primer camino. Durante varios kilómetros recorremos varias fincas dedicadas a la cría de toros bravos, lo cual no deja de ser curioso ver estos ejemplares a tan solo unos metros.

1. Cañada de Guadalix

Cañada al salir de Guadalix

Cuando lleguemos al primer alto, giraremos a la derecha en busca de la primera trialera del día, esta es de una dificultad media y quitando un tramo muy corto, se puede hacer perfectamente encima de la bici. Esta trialera desemboca en una pista ancha en la que enseguida volvemos a coger altura a base de rampas y descansos. Una vez lleguemos a la vía del tren, giraremos a la izquierda para seguir nuestro ascenso. Cruzamos la carretera que una Soto del Real y Guadalix y seguimos la Vía Pecuaria, la cual tras algún tramo trialero en descenso, nos deja en la carretera del Camino del Valle y su puente de los Once Ojos.

2. Puente del Ave

Puente sobre el Ave

Dejamos la carretera en una curva a la izquierda siguiendo la pista que sale de frente, y empezamos a afrontar la tercera subida de la jornada, esta sin grandes rampas, pero siempre constante, entre pastizales, y con unas buenas vista de la Cuerda Larga y la Pedriza. Al final de este tramo llegamos a la carretera que une Colmenar con Guadalix, la cual cruzamos hacia la dehesa de Navalvillar.

3. Embalse de Santillana

Embalse de Santillana

Para poder entrar en la dehesa, hay que cruzar una cancela, que siempre esta abierta, aunque con el cerrojo echado, el cual volvemos a cerrar, ya que en este tramo hay ganado suelto. La primera parte es de llaneo, pero en seguida el terreno se vuelve favorable y empezamos a coger velocidad por un camio bastante roto, el cual desemboca en una pista ya en buen estado pegado a la base militar de San Pedro. Después de una fuerte bajada para llegar al Arroyo de Tejeda, comienza la subida más dura del día, ojo a la primera parte que como no lleves buen desarrollo te quedas clavado nada más vadear el río. Esta parte es de una gran belleza y en la que te olvidas de todo tipo de civilización, a pesar de estar bastante cerca de Colmenar.

4. Pradera y Cerro

Dehesa de Navalvillar y cerro de San Pedro

La ultima parte antes de salir de la dehesa, transita por una camino cada vez mas roto, el cual prácticamente va desapareciendo hasta llegar al final de la misma. Una vez salimos de la Dehesa, realizando la misma operación con la puerta que a la entrada, transitamos por un camino en buenas condiciones, llaneando, pero sin dejar de subir metros y siempre a las faldas del Cerro San Pedro. Una vez coronemos un collado bien marcado, comienza la bajada final, y la más difícil de todas a las que nos enfrentaremos en la ruta.

Tendremos dos opciones, ambas trialeras en descenso, y ambas desembocan prácticamente en el mismo sitio, solo que unos metros más adelante una que otra. Nosotros elegimos la trialera del Palancoso, se puede hacer siempre encima de la bici, siempre que se tenga una buena técnica y nos gusten las piedras, para los menos expertos quizás se les pueda hacer un poco larga, pero sin duda alguna es divertida y no muy peligrosa.

5. Senda Final

Trialera llegando al final

Una vez terminemos la trialera, nos deja en la parte final, un tramo por una pista muy ancha en la que se coge gran velocidad. Tras un tramito por la carreteta, la cruzamos y volvemos a coger un camino que nos deja en una urbanización, ya cerca de nuestro final.

Ruta muy entretenida, en la que las cuatro subidas y la trialera final , nos va poner a cada uno en su sito.