Archivo de la etiqueta: Sevilla la Nueva

Villanueva de Perales – Dehesa de Charcas y Bañuelas

-Dureza: **

-Longitud: 35.6 km.

 -Desnivel: 368m.

-Época recomendada: Invierno, primavera y otoño

-Fuentes: No hemos visto en todo el recorrido

-Enlace wikiloc: https://es.wikiloc.-dehesa-de-banuelas-villanueva-de-perales

-Perfil:

Villanueva de perales

Mapa:

Sin título


Descripción:

Ruta desde Villanueva de Perales, pequeña localidad al este de la comunidad, pero que ofrece buenos caminos para disfrutar de esta zona.

Comenzamos la ruta desde el polideportivo municipal, donde podemos aparcar tranquilamente para comenzar nuestra andadura. Desde el mismo parking cogemos el camino durante unos metros, para desviarnos a la derecha por un sendero, no confundirse con la entrada a una granja escuela y empezar a alejarnos del pueblo.

Esta primera parte es bastante entretenida, en bajada por un sendero sencillo entre encinas, tan solo habrá que tener cuidado con algún corte en el camino por el agua.

Senda al comienzo

Senda al comienzo.

Terminamos la bajada en el cauce del arroyo de la serrana, y comienza una ligera subida, a medida que van desapareciendo los arboles y vamos viendo campos sembrados, exultantes en primavera.

Iremos alternando subidas y bajadas con algún cruce de caminos que podremos elegir una dirección u otra, pero siempre con la mirada puesta en Brunete, a donde llegamos a través de la vereda del bosquecillo.

campos de sembrado

Cultivos en plena primavera.

Sin llegar a entrar en Bruente giramos a la derecha en paralelo a la carretera y cogemos un camino con constantes toboganes que nos dejan en una zona con varias hípicas pegadas a la carretera M-600.

Una vez pasemos las hípicas nos adentramos en la zona de “El Bosque” pegados a Sevilla la Nueva, esta zona tiene una gran variedad de de arboles no autóctonos de la zona que le dan un aire incluso de alta montaña por momentos, sin duda una de las zonas mas bonitas de la ruta.

zona de El Bosque

Zona de El bosque

Después del rodeo por la zona del bosque, nos adentramos en la Dehesa de Charcas y Bañuelas, en la que se están realizando trabajos de conservación de varios humedales pertenecientes al ZEPA de los ríos Alberche y Cofio que se realizan desde el Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama.

bosque de encinas

Dehesa de Bañuelas.

Seguimos atravesando la dehesa y tras una corta bajada nos encontramos con la urbanización de Los Cortijos, en la primera calle nos desviamos y volvemos a pisar tierra y el camino de nuevo vuelve a ponerse hacia arriba, en lo que puede ser la subida mas dura del día.

Llegamos a la carretera que une Sevilla la Nueva con Villanueva de Perales, después de seguirla durante unos metros nos desviamos en el primer camino a la derecha para encarar la ultima parte de la ruta.

Esta parte se realiza de forma tranquila por caminos en buenas condiciones que nos hará mas llevadero el final. Tras una última cuesta asoma el pueblo que dara fin a nuestra ruta.

villanueva de perales

Villanueva de Perales

Ruta sin complicaciones técnicas, buena para rodar, algo exigente por la cantidad de subidas y bajadas siempre  por parajes bastante bonitos entre encinas y cultivos.

Anuncios

Móstoles – Vía Verde de Guadarrama

-Dureza: *

-Longitud: 24.62km.

 -Desnivel: 197m.

-Época recomendada: Invierno, primavera y otoño

-Fuentes: Al comienzo, en el parque El Soto.

-Enlace wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20990763

-Perfil:

mostoles

-Mapa:

mapa

-Descripción:

Ruta en la que atravesaremos la vía verde de Móstoles a Navalcanero prácticamente en su totalidad, tanto la parte que esta adaptada como la que sigue “virgen”.

Recorrido muy sencillo tanto a todos los niveles, muy recomendable para hacerla con niños y con gente que se este iniciando en el mundo del mtb.

Salimos del el parque de El Soto de Móstoles, queda relativamente cerca la estación de renfe de El Soto. En esta primera parte atravesamos el parque en ligera bajada y nos deja prácticamente en la vía verde, camino llano, sin un solo bache, siguiendo la estela de por donde un día pasaron los trenes.

1.

Parque El Soto

Llegamos al famoso puente de hierro y seguimos en dirección a la vía verde, en esta parte el camino se vuelve más roto aunque sigue siendo bastante cómodo de rodar. En esta parte empezamos a ver algo mas de vegetación de la vista atrás.

Via Verde de Guadarrama

Via Verde de Guadarrama

Siguiendo por la vía verde nos adentramos en una zona que aun conserva bastante piedras de lo que fue la vía, y se hace complicado de rodar, es la parte más técnica de la ruta, únicamente por el malestar de ir por encima de guijarros suelto, aunque se compensa con lo bonito de este tramo.

3.

Vía Verde.

Una vez terminemos este tramo nos adentramos en el pinar de Marimartin, bastante cuidado este pinar con caminos por los que rodar fácilmente y por el que nos vamos acercando a Navalcarnero, donde podemos hacer un repostaje en su plaza antes de volver hacia el lugar de salida.

4.

Pinar de marimartin

Seguiremos durante unos kilómetros por el pinar antes de volver a coger la ultima parte de vía verde, que no es más que un camino en ligera curva.

5.

Pista en mitad del pinar.

Subimos una pequeña rampa y cogemos el camino de Navalcarnero a Villaviciosa por no volver por el mismo sitio. Una rápida bajada nos deja en la vereda del Guadarrama, donde volvemos a cruzar el puente para coger el el mismo camino que en la ida.

Tan solo lo variamos en la parte final para coger un primer tramos que no hicimos al comienzo.

6.

Vía verde en perfecto estado.

Ruta sencilla con un componente histórico y con tramos bastante bonitos y entretenidos.

 

Brunete – Tierras de Guerra Civil

-Dureza: **

-Longitud: 36.50km.

 -Desnivel: 265m.

-Época recomendada: Invierno y primavera.

-Fuentes: No hemos visto ninguna.

-Enlace wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=18513734

-Perfil:

Brunete

-Mapa:

mapa brunete

-Descripción:

Desde la localidad de Brunete partimos para esta ruta, famosa por la batalla que aquí sucedió durante la Guerra Civil. La ruta es ciclable 100% sin apenas dificultad técnica.

Durante el trayecto iremos alternando diferentes caminos entre Brunete y Quijorna, incluso un campo de golf en desuso. A nivel de físico, no es necesario una forma física muy buena, ya que apenas tiene grandes desniveles.

Aparcamos en coche en el parquing del hospital, y desde ese lugar cogemos el primer camino para cruzar por debajo de un puente la M-501 y acceder ala Vereda de los Fresnedales. Esta primera parte discurre un camino bastante ancho en ligera bajada por lo que se hace rápido y nos sirve para ir entrando en calor, durante este tramo hemos visto gran cantidad de aves en la vereda del arroyo.

Vereda de Fresnedales

Vereda de los Fresnedales

Giramos a la derecha para después de una ligera subida volver a cruzar la M-501 y meternos de lleno entre tierras de cultivos. Después de un giro a la derecha tendremos una fuerte bajada que nos deja en el arroyo de los Morales, el cual llevaba algo de agua incluso en época seca, precaución si es temporada de lluvias, ya que puede bajar fuerte y no tenemos más remedio que vadearlo.

Arroyo de los Morales

Arroyo de los Morales

Después de una pequeña subida llegamos a Quijorna, no nos llegamos a adentrar en el pueblo, pero si pasamos junto a las ultimas casas del mismo, y nos adentramos en lo que un día fue un campo de golf, esta zona es bastante entretenida con infinidad de sendas tanto en subida como en bajada, pero siempre muy fáciles de rodar por ellas a excepción de alguna subidilla.

Zona campo de Golf

Antiguo campo de golf.

Una vez salios del campo de golf, giramos a la derecha y comenzamos lo que puede ser la parte mas dura de la ruta, una larga recta por un camino no muy marcado entre retamas, que siempre va con pendiente ascendente y a base de toboganes, son unos 3km. en los que la paciencia nos vendrá bien.

Camino

Recta algo rota.

Una vez terminemos la recta, pasamos por el tanatorio de Villanueva de la Cañada, el cual dejamos a la izquierda para seguir con nuestra ruta.

Esta parte es la que esta algo mas rota, teniendo que coger alguna senda entre encinas, pero como hemos dicho, siempre ciclable sin ningún problema. Más adelante salimos a un camino muy ancho que dejaremos pasados unos 200m.  para dirigirnos hacia el arroyo de la Caudalosa, sin duda la parte mas escénica de la ruta,  llena de encinas y con la vegetación del arroyo hace de esta parte sin duda la mas visual.

Arroy de la Caudalosa

Arroyo de la Caudalosa

Esta parte nos vuelve a dejar de nuevo en el campo de golf que visitamos antes, de nuevo alguna senda disfrutona y salimos a otra pista ancha por la que rodar fácilmente.

Durante esta ultima parte podemos ver restos de la Guerra Civil, como una torre de vigilancia, prácticamente en el centro de la ruta.

Torre

Torre de Vigilancia

Para finalizar la ruta, iremos recorriendo los caminos existentes entre Bruente y Quijorna, perfectos para rodar a buena velocidad y probarnos tras unos buenos kilómetros por diferentes tipos de caminos.

Ruta bastante entretenida, y con rincones bastante bonitos como el arroyo de la Caudalosa. Debido a la gran cantidad de caminos podemos alargar o encoger la ruta a nuestras necesidades.

 

Sevilla la Nueva – Dehesa de Sacedón

-Dureza: **

-Longitud: 37.10km.

 -Desnivel: 356m.

-Época recomendada: Invierno y primavera.

-Fuentes: No hemos visto ninguna.

-Enlace wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=7795669

-Perfil:

Sevilla la Nueva

-Mapa:

mapa

-Descripción:

Divertida y bonita ruta desde la localidad de Sevilla la Nueva, ruta 100% tierra, solo pisamos el asfalto unos 50m. desde donde dejamos el coche.

Hay diferentes tipos de terrenos durante la ruta, desde anchas pistas, hasta sendas casi perdidas entre la maleza. Desde le punto de vista físico, hay varias subidas, pero es bastante asumible con un mínimo de forma física.

Una vez aparquemos el coche al este de la localidad, cogemos el camino dirección este y tras pasar por debajo de la carretera nos adentramos en la Dehesa de Sacedón, la cual iremos rodeando durante toda la ruta. Destacar que el centro de esta misma es de propiedad privada, y hay bastantes caminos que llegan a una vaya en la que dar media vuelta.

 

pinar

Camino al comenzar la ruta.

Una vez dejemos atrás la primera parte del pinar, nos adentramos en una zona de cultivo, para girar a la izquierda y coger el camino del Acebuche, hasta enlazar con este, transitamos por un camino bastante roto, que no me extrañaría encontrarlo arado algún día.

sembrado

Campos de trigo.

Durante este tramo veremos inmensos campos de siembra salpicados con encinas, hasta que comenzamos la bajada hacia el Río Guadarrama, donde el paisaje cambia radicalmente, y nos adentramos en un bosque lleno de encinas.

IMG_20170624_102235524

Encinar antes de llegar al Río Guadarrama.

Una vez lleguemos a la altura del río, volveremos a tomar otra subida, seguida de otra bajada, para ya si seguir el curso del rió durante un buen tramo, este camino destaca por la densa vegetación de ribera, lo que sumado a las subidas y bajadas cortas, lo hace bastante entretenido.

Guadarrama

Pinar en la vereda del Guadarrama.

Una vez lleguemos a la autovía de los pantanos, giramos a la izquierda para afrontar la subida mas dura del día, unos 2 kilómetros con bastante porcentaje que se nos pueden hacer duros, aunque siempre podemos pararnos a disfrutar del bosque e ir cogiendo fuerzas.

 

Encinar

Dehesa de Sacedón.

Una vez terminemos la subida, fuerte bajada y otra nueva subida, esta mas corta que nos deja en las inmediaciones de Brunete. Giramos de nuevo a la izquierda para volver a adentrarnos en la Dehesa.

A partir de aquí llega la parte mas divertida de la ruta con mucha diferencia, tres sendas de varios kilómetros prácticamente enlazadas.

La primera algo más ancha, discurre entre pinos en ligera subida, esta termina en una pista que atraviesa el corazón de la dehesa. Después de un tramo corto por esta, nos desviamos a la derecha por un camino algo roto y al llegar a una vaya de prohibido el paso, giramos a la derecha para afrontar la segunda senda.

IMG_20170624_105846816_HDR

Senda entre jaras.

Esta segunda senda, es la mas compleja de las tres, no por el terreno en si, que siempre es liso salvando alguna raíz, si no porque la jaras se adueñan de la senda y por tramos es difícil incluso ver por donde sigue el trayecto. Aun así es un disfrute el tener la sensación de estar en mitad de la nada pedaleando entre arbustos y arboles.

Al llegar a un claro sale un desvío a otra senda a la izquierda, esta ya mucho más marcada y más liberada de arbustos, con algo de bajada, esta se hace un poco más rápida, aun así, técnicamente no resulta difícil. En total unos 3km. en este segundo tramo que son todo un disfrute.

 

Senda

Tercer tramo de senda algo mas abierto.

Después de salir a un ancho camino, giramos a la derecha y unos 30 metros mas adelante sale la tercera senda, mucho más corta y fácil que las dos anteriores.

Una vez la terminemos solo nos queda dirigirnos hasta el punto de partida. Ruta exigente desde el nivel físico y técnico, pero tampoco en exceso, buena ruta para iniciarse en el Mtb de un modo mas serio.