Archivo de la etiqueta: Villanueva de la Cañada

Villanueva de la Cañada – Romanillos y Castillo

-Dureza: **

-Longitud: 41.87km.

 -Desnivel: 453m.

-Época recomendada: Primavera, otoño e invierno.

-Fuentes: No hemos visto ninguna.

-Enlace wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20879996

-Perfil:

Villanueva de la Cañada

 

-Mapa:

mapa

 

-Descripción:

 

1 camino

Camino cerca de Brunete.

2 romanillos

Senda por la Dehesa de Romanillos.

3 romanillos

Dehesa de Romanillos.

4 castillo aulencia

Castillo de Aulencia.

5 camino cañada

Camino entre fincas.

Anuncios

Brunete – Tierras de Guerra Civil

-Dureza: **

-Longitud: 36.50km.

 -Desnivel: 265m.

-Época recomendada: Invierno y primavera.

-Fuentes: No hemos visto ninguna.

-Enlace wikiloc: https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=18513734

-Perfil:

Brunete

-Mapa:

mapa brunete

-Descripción:

Desde la localidad de Brunete partimos para esta ruta, famosa por la batalla que aquí sucedió durante la Guerra Civil. La ruta es ciclable 100% sin apenas dificultad técnica.

Durante el trayecto iremos alternando diferentes caminos entre Brunete y Quijorna, incluso un campo de golf en desuso. A nivel de físico, no es necesario una forma física muy buena, ya que apenas tiene grandes desniveles.

Aparcamos en coche en el parquing del hospital, y desde ese lugar cogemos el primer camino para cruzar por debajo de un puente la M-501 y acceder ala Vereda de los Fresnedales. Esta primera parte discurre un camino bastante ancho en ligera bajada por lo que se hace rápido y nos sirve para ir entrando en calor, durante este tramo hemos visto gran cantidad de aves en la vereda del arroyo.

Vereda de Fresnedales

Vereda de los Fresnedales

Giramos a la derecha para después de una ligera subida volver a cruzar la M-501 y meternos de lleno entre tierras de cultivos. Después de un giro a la derecha tendremos una fuerte bajada que nos deja en el arroyo de los Morales, el cual llevaba algo de agua incluso en época seca, precaución si es temporada de lluvias, ya que puede bajar fuerte y no tenemos más remedio que vadearlo.

Arroyo de los Morales

Arroyo de los Morales

Después de una pequeña subida llegamos a Quijorna, no nos llegamos a adentrar en el pueblo, pero si pasamos junto a las ultimas casas del mismo, y nos adentramos en lo que un día fue un campo de golf, esta zona es bastante entretenida con infinidad de sendas tanto en subida como en bajada, pero siempre muy fáciles de rodar por ellas a excepción de alguna subidilla.

Zona campo de Golf

Antiguo campo de golf.

Una vez salios del campo de golf, giramos a la derecha y comenzamos lo que puede ser la parte mas dura de la ruta, una larga recta por un camino no muy marcado entre retamas, que siempre va con pendiente ascendente y a base de toboganes, son unos 3km. en los que la paciencia nos vendrá bien.

Camino

Recta algo rota.

Una vez terminemos la recta, pasamos por el tanatorio de Villanueva de la Cañada, el cual dejamos a la izquierda para seguir con nuestra ruta.

Esta parte es la que esta algo mas rota, teniendo que coger alguna senda entre encinas, pero como hemos dicho, siempre ciclable sin ningún problema. Más adelante salimos a un camino muy ancho que dejaremos pasados unos 200m.  para dirigirnos hacia el arroyo de la Caudalosa, sin duda la parte mas escénica de la ruta,  llena de encinas y con la vegetación del arroyo hace de esta parte sin duda la mas visual.

Arroy de la Caudalosa

Arroyo de la Caudalosa

Esta parte nos vuelve a dejar de nuevo en el campo de golf que visitamos antes, de nuevo alguna senda disfrutona y salimos a otra pista ancha por la que rodar fácilmente.

Durante esta ultima parte podemos ver restos de la Guerra Civil, como una torre de vigilancia, prácticamente en el centro de la ruta.

Torre

Torre de Vigilancia

Para finalizar la ruta, iremos recorriendo los caminos existentes entre Bruente y Quijorna, perfectos para rodar a buena velocidad y probarnos tras unos buenos kilómetros por diferentes tipos de caminos.

Ruta bastante entretenida, y con rincones bastante bonitos como el arroyo de la Caudalosa. Debido a la gran cantidad de caminos podemos alargar o encoger la ruta a nuestras necesidades.